GANSBAAI HOOLIGAN / Un relato de TOTEKING

Toteking minutos antesMe voy a Gansbaai, voy a bañarme con el tiburón blanco dentro de una jaula.

Me llevo Doctor Pasavento de Vila-Matas, Elizabeth Costello de Coetzee y el Flamenco Billy de Mártires del compás.

Gansbaai es un trozo de tierra con tres bares, dos supermercados y una colección de casas de lujo alzadas sobre los acantilados por medio de un sistema de vigas enormes y flexibles.

Mi plan era sencillo: Iba a comerme un paquete de “Chilli’s Beefsticks” muy populares en la zona, acompañados de una cerveza local bastante buena. E iba a leer a Coetzee y a Enrique mientras veía ballenas, focas, pingüinos y tiburones pasando a escasos metros de un banco que seleccioné nada más llegar, y que no abandoné en toda la semana que estuve allí. (+)

Esta entrada fue publicada en Relatos, Voces de la familia. Guarda el enlace permanente.