ENRIQUE VILA-MATAS EN SU LABERINTO

PYNCHON.Antonio Lucas escribe en LA ESCRITURA DE ESCRIBIR LA ESCRITURA acerca de ‘Esta bruma insensata’ [El Mundo. 28/04/2019]:

“Donde el laberinto no es un espacio de contemplación, sino una acción de la escritura

“ESTA BRUMA INSENSATA: Indagación en los vértigos, en los vacíos, en los abismos, en lo feliz de los desequilibrios…”

Esta entrada fue publicada en Ensayos narrativos. Guarda el enlace permanente.